miércoles, 22 de julio de 2015

Ahí está.

El futuro llegó hace rato y no pensé en sentirme así. O capáz que sí. ¿Sabía que sentirme así era la gracia de no saber lo que iba a vivir? El futuro llegó hace rato.
A veces pasa eso, pensás que todo es bajo control, todo es fácil de conllevar, y la vida con un chasquido te da vuelta, te pega, te choca, y quedás ahí, estaqueado, muerto en vida, viendo la sangre, y vos que pensabas que estaba todo bajo control. No hablo de la vida, de sus jodas y sus desmanes, hablo de como nos llega la vida como seres que pueden sentir y que no pueden dejar el corazón quieto sin que estalle cuando el futuro llega y vos no pensaste en sentirte así.
"Lo importante nutre", y qué peligro ese importante. Me da miedo cuando me arrebata la serenidad y mi alma se convierte en una bomba atómica que ya estalló y nos cambió, y el futuro ya se fue, y nos dejó ahí, bombeando sangre, sentimientos, emociones, traiciones en la sangre de vidas vividas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario